Cursos de inglés en Monterrey

CÓMO APRENDER INGLÉS

Cursos en línea con clases en vivo y cursos gratis de inglés.

¿Cómo saber qué me conviene?

 

Hay muchas opciones que te servirán para desarrollar diferentes habilidades. Lo primero es determinar tu situación actual: en qué niveles te encuentras para cada habilidad (es muy común que tengamos desarrollada una habilidad más que otras). Como segundo paso tienes que tener claro tu objetivo: a que nivel quieres llegar, que habilidades necesitas desarrollar (fluidez, listening, writing, pronunciación, gramática, vocabulario, prepararte para un examen, inglés de negocios, etc.) y en que situaciones requieres utilizarlo.

En nuestra página cursosingles.org puedes hacer una evaluación gratuita de tus necesidades, tomar un test de tu nivel actual de inglés y señalar el nivel al que quieres llegar, ahí podrás conocer el tiempo que te tomará llegar a tu meta, que clases te convienen, etc. De igual manera puedes solicitar un examen oral gratuito.

 

 

Niveles de Inglés

 

También es importante conocer los niveles de inglés, cada vez es más utilizado el Marco Común Europeo de Referencia (CEFR por sus siglas en inglés), ya que nos ayuda a todos (incluidos los reclutadores de empresas) a tener un estándar específico y eliminar la subjetividad de “tengo un 80% de inglés”, el CEFR es utilizable para todos los idiomas, prácticamente todas las certificaciones de nivel de inglés ya utilizan esta métrica o tienen sus equivalencias. Estos son los niveles de inglés del CEFR y lo que serás capaz de lograr explicado de una manera muy sencilla:

A1: Puedes entender palabras, frases y textos muy básicos.

A2: Puedes comprender frases y expresiones de uso frecuente y comunicarte para tareas simples y cotidianas.

B1: Eres capaz de comprender los puntos principales de textos de temas conocidos, puedes desenvolverte en conversaciones sencillas con nativos (por ejemplo, en un viaje) y producir textos sencillos.

B2: Puedes entender todas las ideas de textos complejos, puedes hablar con nativos con fluidez y naturalidad y producir textos más detallados.

C1: Puedes entender textos extensos y de nivel alto de exigencia, puedes conversar de forma fluida, flexible y efectiva. Eres capaz de producir textos complejos con organización.

C2: Puedes entender, hablar y escribir como en tu lengua nativa.

 

 

Cursos gratuitos de inglés

 

Aquí podrás encontrar muchas opciones para todas las necesidades.

· Aplicaciones para practicar (estas sirven mucho para estudiantes de nivel inicial, que sería A1 a A2): existen muchas opciones, donde puedes practicar ejercicios de vocabulario, gramática y en algunos hasta listening y speaking. Lo malo es que si quieres practicar conversación en inglés no podrás hacerlo. Por lo general la versión gratuita tiene algunas lecciones limitadas y si ya te gusta puedes agregar la versión de paga (es importante que sepas que las lecciones van a ser muy similares y puede que te aburra siempre el mismo tipo de ejercicios, por lo que es más recomendable usar un poco de cada una en su versión gratuita. Aquí puedes usar: Duolingo, Babbel o Mondly (que es la que consideramos que tiene más variedad de tipos de actividades para las diferentes habilidades de inglés).

 

· YouTube: Aquí puedes encontrar una infinidad de cursos, materiales y tutoriales. Puede servirle a estudiantes iniciales (A1 y A2) e intermedios (B1 y B2), pero al igual que con las aplicaciones, no podrás practicar tu conversación en inglés. La gran ventaja es que la cantidad de contenidos que puedes ver es inmensa y de todos los temas: por ejemplo, puedes ver tips para exámenes de inglés, vocabulario (americano o británico), gramática del inglés, pronunciación, etc.

Algunos canales que recomendamos son:

BBC: https://www.youtube.com/user/bbclearningenglish

British Council:https://www.youtube.com/user/BritishCouncilLE

IUK English (obviamente): https://www.youtube.com/channel/UCLyQujFspjQ7tQOvPfRqsng

 

 

Cursos de inglés en línea

 

Hay una gran cantidad de escuelas de inglés, no es tan difícil elegir cual es la que más te conviene. Lo más importante es que tenga calidad y las herramientas que en verdad necesitas.

Si vas a pagar por un curso en línea, tiene que tener clases en vivo, con maestros certificados.

¿Qué tienes que revisar?

· Recomendaciones: Puedes revisar en sus páginas de Facebook o en Google Maps que comentan los alumnos y exalumnos.

· Maestros: ¿Tienen maestros certificados? ¿Tienen maestros nativos?

· El método: ¿Cómo saber si el método de enseñanza de la escuela queda con tus necesidades y tus habilidades a mejorar? ¿Qué tal si tú quieres practicar solo conversación o todas las habilidades y resulta que las clases son solamente enfocadas en Gramática? También está el otro extremo, hay escuelas donde las clases son solamente de conversación, y nada más (si eso es lo que buscas, si te conviene, sobre todo para niveles B2 y C1).

· Certificaciones: ¿La escuela da una constancia sin ninguna validez oficial? Aunque el objetivo final es poder comunicarnos y habar inglés, nunca está de más contar con el documento que lo avale.

· Plataformas: Muchas escuelas no cuentan con plataformas para conectarte a sus clases en vivo (se conectan por ligas de Zoom o Hangouts), y muchas escuelas no tienes plataformas para practicar. Algunas escuelas tienen plataformas de ejercicios (pero prácticamente son los mismos ejercicios repetitivos (iguales a los que ya viste en Duolingo o Babbel), una plataforma de siguiente generación además de tener ejercicios, libros, exámenes, ahora debe tener programas de inteligencia artificial y simuladores para que practiques (hablando y escuchando) situaciones en inglés a la hora que quieras.

· Precio: No por ser caro significa que es bueno. Hay escuelas que te cobran un precio alto, pero luego que ya quieres cancelar el plan te ofrecen un 50% de descuento ¿por qué no me dieron ese precio desde el inicio? Igual, en muchas escuelas que cobran precios muy muy altos, gran parte de ese precio es para pagar publicidad.

Otro factor que hay que revisar es si hay costos escondidos: inscripción o reinscripción, por materiales, o hasta penalizaciones (¡si te cobran penalización huye!), hay escuelas que te cobran por los exámenes o por el título.

 

 

Lo más importante: empieza ahora

 

Aprender inglés en verdad te va a abrir muchas puertas, a final de cuentas lo importante es que inicies o continúes tu aprendizaje. Como ya vimos hay muchas opciones, intenta una, otra o varias opciones y ve que se acomoda más a lo que necesitas y que es lo que más te está ayudando a mejorar.

Aprendiendo por tu cuenta

1. Estudia la cultura del idioma

Un idioma es mucho más que un conjunto de palabras y gramática específica. En realidad, es un sistema de símbolos que se utiliza para comunicar ideas relacionadas con personas, objetos, sentimientos, situaciones, actividades, artes, conocimientos, comportamientos, estilos de vida y costumbres.

Si bien, cada idioma ha sido transmitido de una generación a otra y es producto de una historia, un contexto y una cultura particular. Podríamos decir que cada cultura es un mundo y su idioma es la puerta que conduce hacia él. Por ello, debes investigar los aspectos culturales de la lengua que estás estudiando, como los países donde se habla, sus tradiciones, dichos o refranes, entre otros elementos.

 

2. Ve series y películas

Ver películas, series y videos en el idioma que te interesa es una de las mejores formas para conocer cómo utilizan el lenguaje y cómo se expresan los hablantes nativos. Siempre que sea posible, aprovecha para poner subtítulos en el mismo idioma de la película o serie, eso te va a ayudar a entender palabras que no has escuchado antes. Anota estas palabras y busca su significado después.

Es preferible mirar películas o escenas que ya has visto antes porque facilita que pongas

atención a los diálogos.

 

3. Toma un curso

Tomar un curso sigue siendo una de las mejores formas para aprender un idioma, sobre todo, si te encuentras en un nivel principiante o intermedio. Considera que los sistemas de enseñanza de lenguas extranjeras se enfocan en clases dinámicas, entretenidas y ofrecen muchos recursos para el aprendizaje.

Por ejemplo, existen cursos de inglés enfocados a la enseñanza a niños, jóvenes y adultos, así como clases especializadas en inglés de negocios y para empresas. Solo es cuestión de elegir el curso que más se adapte a tus necesidades.

 

4. Ten una libreta de palabras

Usa una libreta para anotar las palabras y frases nuevas que aprendas cada día. Es muy

fácil olvidar las palabras nuevas, pero cuando las tienes escritas en un solo lugar, puedes repasarlas e integrarlas a tu vocabulario.

Escribe palabras desconocidas que leas o escuches para que puedas buscar su

significado en un diccionario cuando tengas la oportunidad.

 

5. No te confíes 100% del traductor

Los programas para traducir en línea pueden ser útiles y sacarte de apuros, pero no

siempre ofrecen traducciones fieles, ya que se enfocan más en la traducción literal de

las palabras, dejando atrás el contexto y modismos propios de la lengua.

Para ello, puedes consultar las definiciones de las palabras en un diccionario. Por

ejemplo, si estás estudiando inglés es indispensable consultar el diccionario de Oxford,

el cual ofrece definiciones simples o avanzadas, traducciones de términos dependiendo

de tu lengua materna, ejemplos de uso y sinónimos para facilitar el aprendizaje del

idioma.

 

6. Estudia 15 minutos al día

La constancia es la clave para el aprendizaje de cualquier cosa y un idioma no es la

excepción. Todos los días debes repasar lo que has aprendido y echar un vistazo a

lecciones anteriores.

Dedica al menos 15 minutos cada día y podrás ver la diferencia en poco tiempo porque

los avances serán enormes. Procura hacerlo siempre a la misma hora para crear una

rutina, puedes aprovechar el tiempo mientras vas en el transporte público, en algún

descanso durante las horas de trabajo, antes de dormir o antes de comer.

No olvides usar estos minutos para repasar el vocabulario que has anotado en tu

libreta.

Puedes utilizar la APP de IUK en cualquier momento (ya que la puedes usar en tu teléfono o en tu computadora).

 

7. Aprende canciones de memoria

No solo es la forma más divertida para aprender palabras y frases, también es la más

efectiva porque hace que las palabras sean muy fáciles de recordar. Gracias al Internet,

hoy es más fácil que nunca encontrar las letras de las canciones en otros idiomas.

Imprime unas cuantas y fija un objetivo, por ejemplo, aprender una canción nueva por

semana.

Al principio no te preocupes por buscar el significado de las palabras que desconozcas.

Solamente dedícate a leer la letra y trata de cantar al tiempo que suena la canción para

memorizarla. Después, intenta cantarla sin leer y repite una y otra vez hasta que la

hayas aprendido. Una vez que domines la canción, podrás buscar el significado de las

palabras nuevas. Lo mejor es que aprenderás sin mayor esfuerzo.

 

8. Piensa con el idioma

Esto es algo que podrás lograr a partir del nivel intermedio y, aunque pueda parecer

descabellado, es totalmente posible. Intenta cambiar tu diálogo interno, esa voz en

español que ahora mismo está teniendo dudas en tu cabeza, por el idioma que estás

estudiando.

Quizá al principio vas a poder articular unas pocas frases simples, pero verás que pronto

se harán más complejas. Empieza ahora mismo: describe lo que ves a tu alrededor, la

ropa que llevas puesta y decir cómo te sientes. Incluso puedes usar ese diálogo interno

para decir que te sientes un poco “extraño” al estar intentando este ejercicio. ¿Ves que

es más sencillo de lo que parece? Anímate, los resultados te sorprenderán.

 

9. Habla con personas

No te conformes con lecciones leídas o videos tutoriales para acercarte al idioma.

Siempre que puedas, busca conversar con un hablante nativo para practicar lo que has

aprendido y no dudes en preguntar tus dudas para integrar nuevas frases o palabras a tu vocabulario.

Quizá parezca difícil encontrar con quién conversar si estás en tu propio país, pero

existen varias opciones. Por ejemplo, para practicar inglés puedes aprovechar los

cursos de conversación que se imparten en las escuelas de idiomas extranjeros,

tener un diálogo por Internet con amigos o personas angloparlantes.

 

10. Deja la timidez

Comete errores y aprende de ellos. La vergüenza es un obstáculo que puede limitarte

muchísimo y por eso es importante que no te angusties si tu acento no es perfecto porque

nadie espera que lo sea.

Piénsalo de esta forma, cuando conoces un extranjero que habla español, no te fijas demasiado

en sus errores, su acento o su dificultad para pronunciar ciertas palabras. En lugar de ello

encuentras admirable que una persona logre expresarse en otra lengua diferente ¿cierto?

Nadie te juzgará por intentarlo.

Anímate a seguir estos consejos para que el estudio de la lengua que te apasiona sea mucho

más fácil y divertida, principalmente, porque el aprendizaje de otros idiomas te abre camino

hacia nuevas oportunidades, como estudiar en el extranjero o conseguir una mejor oferta

laboral.

De hecho, en el caso del inglés, según un estudio realizado por ABA English, mostró que el 63%

de los mexicanos encuestados afirma que tener un nivel bajo en este idioma les hizo perder

oportunidades laborales.

Así que considera estos consejos para que logres una inmersión total de la lengua en tu día a día.